De La Mancha al Mundo

Estos días azules y este sol de la infancia, Don Antonio

Perlé por Francia. En la tumba de Don Antonio Machado, muy emocionado.

Tumba Antonio Machado

Collioure, adonde Machado llegó a finales de enero de 1939 huyendo de la guerra civil y en la cual sólo pudo pasar un mes escaso antes de morir agotado y castigado por una neumonía. A los tres días le acompañaría su madre que reposa junto a él.

Del único día que pudo pasear se cree que proceden sus últimos versos: «Estos días azules y este sol de la infancia» que se encontraron manuscritos en un bolsillo de su viejo gabán.

En su tumba rezan unos versos:

«Y cuando llegue el día del último viaje, y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontrareis a bordo ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la Mar.»

Don Antonio Machado, 1875-1939

Lápida-Antonio-Machado-filtro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *