De La Mancha al Mundo

Semana Santa en India

Acabando la travesía en India, que más que un país es un subcontinente. Andamos rodando las últimas semanas por enclaves alejados de las grandes ciudades. Porque definitivamente la India perjudica seriamente la salud. Sobre todo cada vez que toca transitar una zona urbana, por pequeña que sea. Es un caos. Así que he tratado de esquivarlas, pero definitivamente pedalear en India no es fácil.

Ahora, concretamente nos dirigimos hacia el noreste de la India. Estados tribales, los llaman: Assam, Meghalaya, Tripura, Arunachal Pradesh, Mizorán, Manipur y Nagaland .

Desde Gangtok, en el Sikkim, por el corredor de Siliguri hacia las llanuras fluviales de estos pequeños estados. Y ahí hay que explorar diferentes posibilidades. La idea principal es penetrar en Mianmar si nos dejan. Si no, replantar la entrada por aire. En ese caso desde Bangladesh o desde Calcuta. Pero pedaleamos con la idea de poderla cruzar sobre ruedas, como más le gusta a Penélope. Veremos si hay suerte. Os comunicaré como se resuelve este, sencillamente, obstáculo del viaje.

Saludos desde el Himalaya, territorio fundamentalmente Budista. En menor medida Hinduísta y en el extremo noroccidental, musulmán. Pero para todos aquellos que leen estas líneas y celebran estas días, Feliz Semana Santa!

 

Shiva es uno de los Dioses que conforman la trinidad Hinduísta. Es el Dios destructor. Y esta especie de procesión es en su honor, es el día de Shiva.

No es fácil, debido a la densidad de población, acampar sin que los curiosos llegan. Y creanme que los indios son muy curiosos, y muchos. Así que hay que salirse del camino, o de la carretera, tierra a dentro, para encontrar un lugar donde descansar. La tierra es muy fértil, hasta tal punto que en un mismo terreno se cultiva arroz y trigo en una misma temporada.

Los Yaks, los animales que viven en las alturas, normalmente por encima de los 3000m de altura, es uno de los emblemas de los Himalaya. Nepal, Sikkim, Ladakh, Baltistan, Pamir. Se encuentran libres pastando, aunque a veces se usan como animales de carga. Son extremadamente fuertes, y cargan hasta 200kg ( al menos eso me dijeron)

Subiendo hacia Darjeeling. Se escapa del ruido, de la contaminación, del calor, de la sobrepoblación, y se entra en un mundo que se asemeja a Nepal. El precio a pagar: las subidas no acaban nunca. A veces son 30 y 40 km de subida. Se pasa del nivel del mar a los 2000m de altura.

Interactuar con los monjes budistas es de lo más interesante. A veces no hablan inglés, pero cuando sucede, se accede a una visión de la vida muy interesante. Este lugar es Nalanda, una de las Universidades más antiguas del mundo. Por desgracia hoy día solamente quedan las ruinas. Fue arrasada por tropas musulmanas en la Edad Media. Es un lugar cercano a Bodhgaya, el lugar donde Buda se iluminó y efectivamente esta universidad era de corte Budista

Este es el plan para las próximas semanas. Descender del Himalaya al caos de Bengala occidental en Siliguri, y de ahí asomarnos a Buthán. Está extremadamente restringido el acceso así que nos quedaremos con las ganas. Entrar además supone pagar unos circuitos turísticos que cuestan 200€ al día. Como diría uno de mi pueblo: “Se nos va el vino en catas” si entramos. La frontera con Mianmar es una incertidumbre, porque hay gente que me dice que se podría atravesar. Aunque todas las fuentes que he consultado online apuntan a que no se puede cruzar. En cualquier caso es una zona peligrosa. Si no puedo entrar, me tocará volar. Bien desde Bangladesh o bien desde Calcuta, en el peor de los casos. Iremos viendo.

En las zonas más pobres y a la vez más conservadoras existe el matrimonio infantil. Algo que varias ONG’S combaten, así como el tráfico de personas. Sucede que casan a los niños con 13 y 14 años, siendo totalmente inconscientes.

No soy el único que se mueve en bici, ni tampoco el único que carga la bici de mercancías. La fuerza pedal es la misma en todos los países existe. Solamente que no todo el mundo la usa para largas distancias.

Observando una bici muy extraña que ha llegado al templo

Las carreteras. Sucede que a veces, cuando es muy temprano, tienes la carretera para tí. Eso es toda una suerte en India.



Un pensamiento sobre “Semana Santa en India

  1. Maria Antonia Martine

    Elias, mucha suerte en ésta etapa. Nos alegramos mucho de sentirte tan bien, de ver cómo disfrutas en éste duro viaje. Cuidate mucho. Te queremos y te seguimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *