De La Mancha al Mundo

Made in China

 

Sin retoque alguno, las siguientes imágenes hablan de esos encuentros, esas escenas, esos paisajes que me han hecho cambiar la perspectiva y los ojos con los que mirar este enorme país. Siempre hay que diferenciar lo que es el Gobierno de lo que es la gente. Y esa gente y esos encuentros ha sido lo que me ha fascinado estos primeros 500 km en China. El acceso a Internet está bastante limitado, y algunos sitios como Facebook, youtube, o what’sApp están bloqueados. Hay que acceder a través de un VPN que hay que comprar y que no siempre funciona, pero eso es parte de la experiencia.

Trataré de comprender lo máximo posible de esta compleja cultura que se remonta a varios miltenos atrás.

Hasta pronto y gracias por visitar el Blog!

 

Algo me recuerda a los países de la antigua Unión Soviética en los que he estado. Pero esos caballos de colores y esos niños montados pertenecen a otra dimensión, a otro mundo donde no existe el análisis. Es fantástico.

La infraestructura que se está creando en China es algo sin parangón. Me asombró. Haciendo autopistas por todos lados, sin importar lo que haya por medio. Muy intenso

 

Amaneciendo. En la parte de una aldea, junto al lago. El silencio era sepulcral. Gallinas, cabras, perros, casas de adobe, y una tranquila y extraña (para los tiempos que corren) forma de vida que se irá, cuando se vaya esta generación de octogenarios. 

Algo hacía pensar que la vivencia no podía ser tan gris como yo la imaginaba y como pintaba la mañana. El sol trajo la luz y la esperanza de encontrar un lugar más humano y con más color.

Avanzando por los años, a golpe de machete. Me iba encontrando por la carretera señoras ataviadas con los trajes que durante siglos han utilizado en sus comunidades.

Encuentros matutinos de señoras de diferentes étnias que dejaron atrás sus pueblos en la montaña para asentarse en las pequeñas ciudades junto al Rìo Rojo.

No todo va a ser de plástico. Esto también es MADE IN CHINA. Pero en la China de hace un siglo.

Subiendo iba. Y lo peor no era la subida sin los camiones que pasaban y me bañaban en polvo. Pese a todo, el ascenso me llevó a esos pueblecitos medio abandonados de las montañas. Pasamos de los 1500m a los 1900m sobre el mar

Cuando el tiempo no es tan importante y se viaja con tracción animal.

Esos óxidos, y esos colores, y ese lago en altura.


Un pensamiento sobre “Made in China

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *